Páginas vistas en total

viernes, 9 de mayo de 2014

RECUERDO LEJANO DE LA ESCRITORA MERCEDES SALISACHS

Mercedes Salisachs presenta su última nueva, Entre la luz y la sombra


Ayer murió la escritora Mercedes Salichachs a la edad de 97 años. Ocupa un lugar en mi memoria, en la leve forma de un episodio anecdótico. Siendo yo adolescente, la mostraron en televisión con motivo del Premio Planeta, que acababa de ganar con una novela titulada La gangrena. Me había hecho yo por entonces un lector constante. Al poco tiempo leí en un periódico de mi ciudad natal que la galardonada iba a dar una conferencia en el Ateneo de San Sebastián. Debió de ser durante el invierno de 1975, el año de su premio, o tal vez a principios del siguiente. Creo que era invierno porque a la hora en que comenzó el acto, las siete, quizá las ocho de la tarde, ya era de noche. Asistí con el vivo deseo de ver y escuchar, pero sobre todo de ver en persona, por vez primera en mi vida, a un escritor. Nunca había visto uno. Y fui, ignoro con qué expectativas. Tomé asiento en la última fila. Ante mí se apretaba un público compuesto por unas cincuenta señoras. Puede que alguna hubiera acudido, no estoy seguro, acompañada de su santo esposo. Sea como fuere, la memoria me pinta un recinto lleno de mujeres. Y vino la escritora y habló largo tiempo y no sé qué dijo. Era una señora de pulcra elegancia, peinada de peluquería, con oro en las orejas y un collar de perlas. Sólo la vi en aquella ocasión. Nunca he leído un libro suyo.