Páginas vistas en total

miércoles, 6 de agosto de 2014

CUANDO OIGO LA PALABRA CULTURA



He visto citada en numerosas ocasiones, en textos tanto alemanes como españoles, la frase “Cuando oigo la palabra cultura, echo mano a la pistola”. La he visto recientemente incluso en el tuit de un diputado español, que se la atribuye a Joseph Goebbels. No es insólito que en Alemania se la atribuyan asimismo a Göring y a Himmler.
Pues bien, la frase es inexacta y no se debe a la inventiva de ninguno de los gerifaltes nazis mencionados, aunque casa a la perfección con la brutalidad y falta de compasión de todos ellos.
Su origen está en una pieza teatral del dramaturgo alemán, nazi hasta las orejas, Hanns Johst (1890-1978), titulada Schlageter. La obra fue estrenada en Berlín el 20 de abril de 1933, con ocasión del cumpleaños de Adolf Hitler, a quien está dedicada. Transcribo en su versión original y traduzco a continuación el pasaje en cuestión:

„Wenn ich Kultur höre ... entsichere ich meinen Browning“ (1. Akt, 1. Szene).
(Cuando oigo (la palabra) cultura... quito el seguro de mi Browning” (acto 1º, escena 1ª).

Entre ambos periodos de la oración hay una parte que se suprime en la cita. De ahí los puntos suspensivos. Parece ser que Gobbels adoptó la frase, cambiándola ligeramente: “Cuando oigo la palabra cultura quito el seguro de mi revólver”.
Las cosas como son.